GEOCACHING O LA BÚSQUEDA DEL TESORO EN BARCELONA

Alumne: Dani Pedrosa

En los parques, calles y plazas de Barcelona se esconden los “cachés”. Son tesoros que se pueden localizar con la ayuda de un GPS. El juego del geocaching vale la pena no tanto por lo que encontramos, sino por el camino que recorremos hasta llegar a nuestro hallazgo.

Lo primero será elegir entre los 650 cachés camuflados en la Ciudad Condal. Todas las coordenadas se encuentran en la página web de geocaching. Además de las pistas, contaremos con una descripción del sitio que vamos a visitar. “Es como tener un guía particular que te enseña el otro lado de la ciudad”.

Podremos optar por puntos emblemáticos como La Sagrada Familia o salir de los circuitos turísticos y descubrir, por ejemplo, el cementerio de Poblenou. Existenrecorridos temáticos que proponen, por ejemplo, un paseo por el barrio del Eixample para contemplar cada una sus fuentes. También podemos dejarnos guiar por una serie que homenajea a Bola de Dragón con siete esferas escondidas por la ciudad o decantarnos por un circuito que rinde tributo a Carlos Ruiz Zafón y a los escenarios de su novela, La sombra del viento.

Uno de los contenedores de Geocaching

Uno de los contenedores de Geocaching

Geocaching

Los participantes aprovechan la vegetación urbana como camuflaje. También sirven farolas, bancos o señales de tráfico. Añade Mariano que “hay gente que hace contenedores tan adaptados al medio que son muy difíciles de distinguir. Pueden ser remates en vallas o barandillas y ladrillos falsos”. El contenedor más utilizado es un recipiente de plástico con una libreta y algunos objetos como llaveros, pelotas o pegatinas en su interior. Tendremos que registrar nuestro nombre y, si queremos llevarnos un recuerdo, dejar algo en su lugar. Después, esconderemos el caché para que lo pueda encontrar el siguiente explorador.

¡CUIDADO CON LOS GEOMUGGLES!

Los geomuggles son las personas que no participan en el juego. Los expertos recomiendan que la búsqueda del tesoro pase lo más desapercibida posible para evitar que desaparezcan los contenedores. Sin embargo, cuenta Mariano que “puedes llegar a una plaza llena de gente tomando una cerveza, buscar a cinco metros de ellos y firmar el caché sin que se enteren. Es como si hubiera una realidad que los no iniciados no ven”.

La aventura no termina en Barcelona. Hay dos millones de cachés camuflados en 180 países. Los participantes coinciden en considerar este juego como otra forma de conocer mundo. Apunta Mariano que ha visitado “cascadas ocultas que conoce muy poca gente, restos de la Guerra Civil en buen estado de conservación, monasterios medievales abandonados o simplemente la vista de un sitio conocido desde otro punto de vista. En fin, una gran cantidad de tesoros“.

Anuncis
GEOCACHING O LA BÚSQUEDA DEL TESORO EN BARCELONA

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s